Parodias de Navidad

images.jpgEsta es la historia de Papa Noel y la fábrica de los juguetes estropeada, en el que…Bueno más que una historia, yo creo que una parodia pero bueno…

Resulta, que la noche anterior a la de nochebuena, todos los niños del mundo dormían tan tranquilos sin saber que algo pasaba en la Gran Fábrica de juguetes marca ”Papa Noel’‘,(que por cierto, casi todos sus juguetes eran de mala calidad), y el mismo Papa Noel, en la mismísima fábrica de juguetes gruñía muy enfadado a sus pequeños duendecillos.

-Pero…¿Cómo que no vamos a tener listos los juguetes para nochebuena?-bramaba.

-Pues…esto…Es que…La máquina de los juguetes se estropeó y la máquina del turrón de Suchard nuestra hace vomitar a los niños…-dijo uno de sus duendecillos.

-Jopelas…Tendremos que hacer una pequeña visita al dios de los juguetes, el hermano mayor de Rudolf…-dijo Papa Noel.

Algunos duendes pusieron cara de resingnación.

-Okis.-dijo un duendecillo con una barriga inmensa.-.Pero luego, como recompensa, nos dejaras conectarnos al msn, ¿eh?-.

-Calla, calla, Barrigudo, que no tenemos tiempo.

Dicho esto, los duendecillos y Papa Noel pusieron rumbo hacia la casa de el hermano mayor de Rudolf.

En cuanto llegaron, dejaron el trineo en un pequeño parking que había al lao, cruzaron la esquina de una calle y…Se encontraron a las puertas de una inmensa mansión del tamaño de el Palacio de la Zarzuela.(Yo creo que un poco más grande, pero bueno).

-Vaya,-dijo sorprendido el duendecillo que al parecer se hacía llamar Barrigudo.(Con ese nombre está marcao pa to la vida).-,la ”humilde morada” de un reno.

Dicho esto, intentaron entrar en la ”humilde morada” de aquel reno, pero las puertas no se abrían.

-Bueno por un año que no reciba la gente los regalos…-dijo el incompetente de Papa Noel. Y claro, se marcharon de vuelta a la Fábrica.A mitad de camino…

-¡Vaya!Ya se divisa la ciudad.-dijo Papa Noel-.Y así llegaremos a casa y…

¡CRAS!(Llenos de sangre, como diría un compatriota mío).

El trineo había chocado contra un árbol y se había destrozado, y con el Papa Noel y sus duendecillos.

En su último álito de vida, Papa Noel sólo pudo decir:

Jorobaos, chavales, yo me jubilo ya.

FIN

Anuncios

2 comentarios to “Parodias de Navidad”

  1. irma Says:

    esta es la mejor parodia del mundo por que papa Noel nunca hizo eso todo era de muy buena calidad


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: